lunes, 5 de junio de 2017

Najmi Sura


Pintora nacida en Karachi, Pakistán, en 1951.
Cuando Najmi Sura comenzó a pintar seriamente en 1972, se inclinó hacia la abstracción. Examinando sus lienzos, su mentor Jamil Naqsh le dejó un libro para que contemplara las obras de varios artistas. Cuando terminó, él le preguntó cuáles eran sus preferidas. Por la elección de las imágenes, Naqsh concluyó que Najmi era de hecho una pintora figurativa. Comenzó a iniciarla en la disciplina, y así nació la artista Najmi Sura.
Najmi no se adorna con joyas o cosméticos. Sus ojos cálidos y almendrados son el legado de su abuela birmana. La mayoría de su vida la ha pasado bajo el mismo techo con Jamil Naqsh, quien fué criado por el padre de ella. "Hay tres cosas que Jamil me enseñó; me dijo 'no concedas entrevistas, no te aferres a las exhibiciones y no copies a Chughtai" [Abdur Rahman Chughtai (1899–1975) fue un pintor e intelectual pakistakí, reconocido por el estilo de arte que lleva su nombre].
En su nueva serie de pinturas, Najmi Sura evoca la vida de la corte del subcontinente indio que fue gobernado por los emperadores mogoles. Lo que Najmi Sura ha hecho es tomar los temas de estas miniaturas cortesanas, y también las convenciones visuales empleadas por los artistas que las hicieron, y ampliar las imágenes a la clase de escala que esperamos encontrar en las pinturas de género europeas y retratos de la corte. En este sentido, su obra encaja perfectamente en el marco de la «apropiación», esa moda de ser «original», por no ser original, que ha llegado a dominar algunos aspectos del vanguardismo actual.
Fuentes:
Nota: La propiedad intelectual de las imágenes que aparecen en este blog corresponde a sus autores y a quienes éstos las hayan cedido. El único objetivo de este sitio es divulgar el conocimiento de estos pintores, a los que admiro, y que otras personas disfruten contemplando sus obras.
































No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes añadir aquí tu comentario