domingo, 31 de diciembre de 2017

André Desjardins


André Desjardins nació en Hauterive, Canadá, en 1964. Desde temprana edad, el arte, la historia y la geografía le fascinaban. Se pasaba días enteros dibujando, retocando, construyendo, creando. Nunca se cansaba de hojear atlas y enciclopedias de la gran biblioteca familiar. Su curiosidad lo impulsaba constantemente a buscar nuevos libros para explorar, música para descubrir, dibujos animados para devorar, revistas para navegar. La muerte repentina de su padre, cuando tenía 12 años, sacudió su vida infantil. El luto pesa mucho en la familia. En busca de calma y tranquilidad, se refugia con la mayor frecuencia posible en el gran sótano de la casa de la familia en Magog. Aquí es donde comienza su primera gran creación: una ciudad en miniatura. Trabaja allí durante 4 años, de los 12 a los 16 años. Todo está allí: casas, tiendas, escuelas, puertos, parques, ferrocarriles. La electricidad ilumina cada edificio, el tren va a todas partes en la ciudad y los valles. En su adolescentcia ya tiene una comprensión excepcional del espacio.
A la edad de 18 años, Desjardins dejó el campo y la casa familiar para dirigirse a la gran ciudad. Comenzó a estudiar diseño gráfico en la Universidad de Quebec en Montreal. Todo su tiempo libre ahora se dedica a la pintura, dibujo técnico y artístico y a hacer muebles para su primer apartamento. También está interesado en el diseño de interiores y la arquitectura. Nada escapa a su creatividad.
Después de graduarse de la escuela secundaria en 1988, fundó una caja de comunicaciones en la que invirtió durante varios años. La compañía es un gran éxito: muchos empleados, una facturación interesante, una reputación envidiable, todo está ahí para soñar, pero después de 14 años de duro trabajo, el corazón se ha ido. Desjardins toma la decisión de vender su empresa y dejar el mundo de las comunicaciones para volver a su verdadera pasión: el trabajo manual.
Este gran punto de inflexión se produce al mismo tiempo que conoce a Hélène Bélanger-Martin, que se convertirá en su musa. Con un BA en historia del arte y una experiencia de campo en galerías, Hélène se interesa por el trabajo artístico de Desjardins. Su participación, su aprecio, sus preguntas, todo esto hace que el artista quiera reinventar su arte, buscar, cavar, buscar... La creación se convierte en su ocupación principal. Su única preocupación. Pinta todos los días. Expuso su trabajo en el Monumento Nacional en Montreal. La dulzura que emana de sus pinturas, el carácter sagrado y espiritual que emerge de ellas atraen la atención de los visitantes. La lista de coleccionistas que buscan su trabajo está creciendo considerablemente de año en año. Sus obras se unen a prestigiosas colecciones privadas y públicas. Desjardins sueña con irrumpir en los Estados Unidos.
En 2008, presentó su trabajo en Art Expo New York, donde disfrutó de un éxito inesperado. Además de encontrar compradores para sus 26 pinturas en exhibición, es captatado por Masterpiece Publishing, una agencia importante en los Estados Unidos, que se especializa en la representación de artistas en las artes visuales. La reputación de esta agencia se basa en la calidad de los artistas que representa, así como en la gran cantidad de galerías que transmiten el trabajo de sus creadores. Esta alianza contribuyó en gran medida a impulsar la carrera de Desjardins a los picos más altos. Sus obras ahora se exhiben en varias galerías de los Estados Unidos y forman parte de muchas colecciones privadas.
El aspecto escultural del trabajo bidimensional de Desjardins lo llevó naturalmente a explorar la escultura. Su comprensión del objeto, el espacio, la tridimensionalidad y la anatomía humana finalmente pueden expresarse en todo su esplendor a través de este nuevo medio. Rápidamente, los coleccionistas canadienses y estadounidenses se interesan por sus esculturas de bronce. Su cartera ahora incluye una treintena de esculturas, incluida una obra monumental "Recibir heroica", creada en 2013 y dibujó 8 ediciones. Midiendo más de 11 pies de alto, este trabajo majestuoso se instala en algunos jardines privados en Canadá y los Estados Unidos.
Fuentes:
Nota: La propiedad intelectual de las imágenes que aparecen en este blog corresponde a sus autores y a quienes éstos las hayan cedido. El único objetivo de este sitio es divulgar el conocimiento de estos pintores, a los que admiro, y que otras personas disfruten contemplando sus obras.






































1 comentario:

  1. Gracias por compartir esta información. En lo personal me hubiera gustado encontrar también algo sobre su técnica o sobre los materiales que usa. Saludos.

    ResponderEliminar

Puedes añadir aquí tu comentario