viernes, 27 de abril de 2018

Joaquín Mir (1873 – 1940)



Joaquín Mir Trinxet nació en Barcelona, el día 6 de enero de 1873. Considerado como el máximo exponente del postmodernismo, fue un renovador el estilo paisajístico de finales del siglo XIX en España. Estudió en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona. Formó parte de “La Colla del Safrà o de Sant Martí” (de Provençals), un grupo de jóvenes artistas que se constituyó sobre 1893, y que  estuvo integrado por Ricard Canals, Isidre Nonell, Ramon Pichot, Juli Vallmitjana y Adrià Gual.
La característica principal de su pintura  es el uso de tonos rojizos en su paleta de colores. Su arte evolucionó durante años, desde el naturalismo luminoso de “La Colla del Safrà”, hasta un estilo más personal que basó en una visión libre e intuitiva del paisaje, utilizando para ello manchas y masas de color que rozaban la abstracción. Este estilo situó a Joaquin Mir al frente del postmodernismo pictórico catalán. Su obra es una total exaltación del paisaje, vehemente y apasionada, que  se manifestó siempre en las evoluciones que siguió en las distintas épocas de su trayectoria, con una gran creatividad y original ejecución, dotada de un colorido sorprendente, magistral desenvoltura y espontaneidad.
Su obra está representada en un gran número de museos nacionales y extranjeros, que dan fe de la importancia que tuvo y tiene este pintor catalán, sin duda, uno de los más relevantes del siglo XX.
Algunas de sus mejores pinturas las realizó en Mallorca, ciudad a la que llegó en 1901 acompañando a  Santiago Rusiñol,  donde descubrió la luz del Mediterráneo y el sorprendente y salvaje paisaje del Torrent de Pareis, decidiendo instalarse en la aldea Sa Calobra.
Volvió a Cataluña en 1903.  En Reus, a partir de 1906,  pintó paisajes tan bellos como los de L’Aleixar y Maspujols.
En 1921 contrajo matrimonio con Maria Estalella, hija de un comerciante de Vilanova i la Geltrú, y en 1922 se trasladaron a la localidad costera catalana. Inicialmente se alojaron cerca de la playa, en una casa de la familia de ella,  para en 1925 adquirir una mansión  en la rambla de “Sant Josep”. Durante esta etapa emprendió campañas de pintura en diversas comarcas catalanas.
También realizó vistas de Vilanova, de la playa, del mercado, del hospital de Sant Antoni Abad, de las calles y plazas del pueblo, y sobre todo de su jardín privado, muchas de ellas ya en tiempos de la Guerra Civil.
En 1930 recibió una medalla de honor por el conjunto de su producción.
Murió en Barcelona, el 27 de abril de 1940.
Fuentes:
Nota: La propiedad intelectual de las imágenes que aparecen en este blog corresponde a sus autores y a quienes éstos las hayan cedido. El único objetivo de este sitio es divulgar el conocimiento de estos pintores, a los que admiro, y que otras personas disfruten contemplando sus obras.












































No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes añadir aquí tu comentario