miércoles, 8 de agosto de 2018

Carlos Guzmán


Carlos Guzmán nació en La Habana en 1970. Graduado de la Academia de Bellas Artes San Alejandro en 1989, mientras estudiaba en la escuela de artes especializadas, Guzmán se benefició de la enseñanza de artistas ricos como Flora Fong, Carlos del Toro, Eugenio D. Melón y Antonio Aleja. La rigurosa educación artística que recibió Guzmán permitió al artista desarrollar con seguridad su propio y único estilo en la escena artística cubana, a menudo referido como post-medieval. Sin embargo, el artista ha sido citado diciendo que las etiquetas y las definiciones del estilo artístico no enmarcan ni definen su proceso de pensamiento, él produce y deja la definición a los críticos e historiadores del arte.
La obra de Guzmán, cuando se la ve por primera vez, parece como si el tipo de sujeto y el estilo hubieran sido tomados directamente de los manuscritos medievales, sin embargo, después de una inspección más cercana vemos temas muy modernos retratados en un estilo arcaico pero sin embargo intemporal. Guzmán ha planteado el tema central de su trabajo como la conexión de los seres humanos con los espacios en el universo, la relación con la naturaleza, las máquinas y las invenciones modernas, que simultáneamente ayudan y obstaculizan su desarrollo. El artista no propone ni ofrece soluciones a las contradicciones y tensiones dialécticas en su trabajo, simplemente los presenta como una preocupación y le permite a su público buscar soluciones por sí mismos.
Aunque obviamente está influenciado por las técnicas medievales, Guzmán hace referencia a varios artistas cubanos como las principales influencias detrás de temas específicos y opciones de los medios de comunicación, en particular: Antonio Eiriz, Acosta León y Fidelio Ponce. Sus influencias varían desde el uso del color ocre y sepia de Fidelio Ponce, los materiales reciclados utilizados por Antonia Eiriz y el énfasis en el tema de las máquinas visto en las obras de Acosta León. La tonalidad sepia es un elemento vital del trabajo de Guzmán. El tono de sus obras, ya sea pintura, collage o textiles, le dan al espectador un sentido de obras envejecidas. Agregado a un estilo posmedieval, el artista presenta sus obras como sin tiempo, aunque se ocupan de problemas transitorios.
Guzmán ha expuesto en todo el mundo a lo largo de su carrera de 30 años. En total, ha realizado más de 100 veces en exhibiciones personales y colectivas. Su trabajo también se encuentra en colecciones privadas de todo el mundo. Su estudio se encuentra actualmente en el complejo La Mina, donde trabaja junto a artistas como Roberto Fabelo, Zaida del Río y Ernesto Rancaño.
Fuentes:
Nota: La propiedad intelectual de las imágenes que aparecen en este blog corresponde a sus autores y a quienes éstos las hayan cedido. El único objetivo de este sitio es divulgar el conocimiento de estos pintores, a los que admiro, y que otras personas disfruten contemplando sus obras.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes añadir aquí tu comentario