domingo, 26 de junio de 2016

Steve Huston


Steve Huston nació en 1959 en Alaska y allí se crió. Estudió en el Art Center College of Design de Pasadena, mientras trabajaba en la construcción durante el verano para pagar su matrícula. Incluso antes de graduarse con un título de Bellas Artes, comenzó a hacer ilustraciones para clientes como Caesar's Palace, MGM, Paramount Pictures y Universal Studios entre otros.
Tras cerca de una década de trabajo comercial, Huston decidió dar un giro a su vida. Comenzó a enseñar dibujo y pintura del natural, composición y anatomía; primero en el propio Art College, luego en Disney, Warner Brothers y Estudios Dreamwork. Ésto le permitió el privilegio de transmitir el conocimiento que se le había ofrecido, mientras a la vez perfeccionaba su arte y buscaba nuevas influencias para la nueva carrera que avizoraba.
Éstas le llegaron de Tiziano y Rembrandt, los primeros tonalistas estadounidenses, el carácter doméstico de los proyectos de arte de WPA, y el poder heroico y gráfico de los comic estadounidenses.
En 1995 comenzó su carrera como artista plástico, ganando premios en el California Art Club Gold Medal Show ese mismo año y el siguiente. Siguió una serie de muestras en galerías, primero en Los Angeles y luego en New York y otros sitios.
"La visión artística de Huston transita desde la representación de figuras aisladas a la de múltiples figuras celebrando el movimiento de los jornaleros comunes. Huston lleva de la mano al observador a un viaje nostálgico a través de la historia de la ética del trabajo estadounidense, conmemorando su continuidad en nuestra sociedad post-industrial. Huston estilísticamente pinta hombres musculosos que sacrifican sus cuerpos al cumplimiento de su tarea, aunque elevando su status a la cualidad de valentía. A veces representa boxeadores o trabajadores de la construcción, abordando éstos sujetos con la misma veneración con que los viejos maestros abordaban sus pinturas religiosas barrocas.
Hay un fuerte sentido de la luz que baña las figuras como si estuvieran iluminadas por una fuente central. La técnica en la que pinta éstas figuras crea una sensación de movimiento y energía; la imagen pictórica nunca está estancada. Huston reconoce la belleza y honor, la dignidad y heroísmo del trabajo duro de éstos individuos, y la batalla estadounidense del hombre contra la máquina. La fuerza que une a la humanidad es la lucha cotidiana que todos enfrentamos; Huston honra éstas cualidades con su énfasis en la acción, describiendo las estructuras del cuerpo humano con una combinación de encanto, precisión y las líneas ondulantes de la musculatura".
Fuentes:
Nota: La propiedad intelectual de las imágenes que aparecen en este blog corresponde a sus autores y a quienes éstos las hayan cedido. El único objetivo de este sitio es divulgar el conocimiento de estos pintores, a los que admiro, y que otras personas disfruten contemplando sus obras.
































































No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes añadir aquí tu comentario