lunes, 21 de enero de 2019

Federico Zandomeneghi (1841 – 1917)


Federico Zandomeneghi (Venecia, 2 de junio de 1841 - París, 31 de diciembre de 1917) fue un pintor italiano perteneciente al movimiento impresionista.
Nacido en una familia de artistas, su padre y su abuelo fueron escultores. Entre 1856 y 1859 estudió en la Academia de Bellas Artes de Venecia. En 1860 se une a la empresa de unificación italiana de Giuseppe Garibaldi y participa en la Expedición de los Mil que conquistó Sicilia, entonces en manos de la Casa de Borbón.
En 1862 se instaló en Florencia, donde formó parte del grupo de los Macchiaioli. A partir de 1866 reside principalmente en Venecia, con estancias frecuentes en Roma y Florencia.
En 1874 se traslada a París, donde entra en contacto con los pintores impresionistas. Expuso en cuatro de las ocho exposiciones impresionistas, en 1879, 1880, 1881 y 1886. Sus temas estuvieron en la línea de los trabajados por Edgar Degas: cafés, vida nocturna, retratos, desnudos, etc. De las dos grandes líneas del impresionismo -la de los paisajistas y la de los «pintores de la vida moderna»-, Zandomeneghi se sitúa en esta última.
Fuentes:
Nota: La propiedad intelectual de las imágenes que aparecen en este blog corresponde a sus autores y a quienes éstos las hayan cedido. El único objetivo de este sitio es divulgar el conocimiento de estos pintores, a los que admiro, y que otras personas disfruten contemplando sus obras.












































Karol Bak


Karol Bak (Kolo, Polonia, 1961) trabaja como pintor, ilustrador y diseñador gráfico. De 1984 a1989 estudió en la Academia Estatal de Bellas Artes (ASP) en Poznan, en el Departamento Gráfico. Termina sus estudios con dos valiosos diplomas, con el profesor Tadeusz Jackowski’s en estudio gráfico y con el profesor Jarosław Kozłowski’s en el estudio de dibujo. Tras sus inicios con grabados, gráficos y dibujo, a mediados de los 90 comienza a pintar con óleo sobre lienzo.
Karol Bak es un admirador de la mujer. El es un glorificador de la feminidad. Sus pinturas captan de una forma cautivadora su belleza. Parece que su deseo sea revelar sus almas, y así, mediante diferentes métodos, examina las partes más profundas de su naturaleza. Sus heroínas fluyen en los sueños, aparecen en el inmenso espacio; ellas son ángeles, perlas divinas, la personificación de los elementos; asesinadas reencarnadas (Judyta, Salome) e incluso la muerte (Thanatos).
Su idea no es mostrar simplemente el lado físico de las mujeres, sino también su forma espiritual, el carácter sensible, amoroso, tierno de corazón y muy emotivo. En otras palabras, la mujer es variable y casi imperceptible.  Por otra parte el artista a su manera, se aprovecha de la tradición para conseguir sus objetivos. En la mayoría de sus obras muestra una persona elegante que se caracteriza por sus vestidos y, últimamente por la ampliación de la cabeza al conceder a sus pinturas una aureola que las hace más místicas y misteriosas. Hay una belleza innegable en sus pinturas que es resaltada con esa faceta mística que rodea la figura femenina, así, todo el conjunto queda envuelto en una halo fantástico que explota en la visión del espectador.
Fuentes:
Nota: La propiedad intelectual de las imágenes que aparecen en este blog corresponde a sus autores y a quienes éstos las hayan cedido. El único objetivo de este sitio es divulgar el conocimiento de estos pintores, a los que admiro, y que otras personas disfruten contemplando sus obras.