jueves, 18 de mayo de 2017

Maria Marevna Vorobev (1892 – 1984)


Nació en Rusia en 1892, hija de un aristócrata polaco, Bronislas Stebelski, y de una artista judía llamada Maria Rosanovitch (que se casará más tarde con Alexandre Vorobieff).
Marie Vorobev-Stebelska hace sus primeros estudios en Tbilisi y después, en 1910, se traslada a Moscú, ingresando a la academia de Bellas Artes Stroganov y es ahí en donde descubre a los primitivos italianos, el impresionismo y el fovismo.
En 1911 en Capri, inicia su vida nómada lejos de las vastas estepas rusas y de la dorada cúpula de Moscú, en donde encuentra a Máximo Gorki, quien le pone el sobrenombre de "Marevna", según el cuento de hadas ruso 'Princesita del mar'. Se comprometió con Yura el hijo de Gorki, compromiso que nunca se realizó. Sin embargo siempre fueron excelentes amigos.
A los veinte años llega a la estación de Lyon, en París. Aquí, inicialmente se reúne en “La Ruche”, una hostelería para artistas inmigrantes que más tarde la inspirarán para escribir su libro 'Life with the Painters of La Ruche'. Es en París donde encontrará su estilo artístico.
Frecuenta mucho a los inmigrantes rusos, como el pintor Chaim Soutine, el escultor Ossip Zadkine y el escritor Iliá Erenburg, así como a los pintores de Montparnasse, como Marc Chagall, Moise Kisling, Amadeo Modigliani, Fernand Léger, Georges Braque, Henri Matisse, Fougita y Pablo Picasso, quienes se reúnen en el café 'La Rotonde'. Se hace amiga también de los poetas Max Jacob, Guillaume Apollinaire y Jean Cocteau. Picasso, que la admiraba mucho y que se convertirá en un fiel amigo, dirá de ella: 'Haremos de tí una artista aún más célebre que Marie Laurencin'
Pinta a estos personajes ilustres en grandes cuadros reproduciendo sus rasgos y expresiones con una impresionante semejanza. Marevna sobresale en los retratos.
Fue una mujer muy independiente para la época, deriva su independencia de su pintura aun cuando ella vive en un universo de hombres (pintores). Posee una pureza y una frescura que destacan.
Su técnica de pintura se basa en un ritmo cortado, figuras geométricas, líneas largas que separan zonas de colores. Fue la primera mujer que adoptó el estilo cubista, inspirándose en el puntillismo de Seurat logrará asociar las dos técnicas. Expone en Tuileries en 1912, en Independientes en 1913 y en el “Salon d’Automne” en 1919.
Fuentes:
Nota: La propiedad intelectual de las imágenes que aparecen en este blog corresponde a sus autores y a quienes éstos las hayan cedido. El único objetivo de este sitio es divulgar el conocimiento de estos pintores, a los que admiro, y que otras personas disfruten contemplando sus obras.
































No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes añadir aquí tu comentario